martes, 18 de diciembre de 2007

Soy una borderline

(o el día que mi padre me quiso matar)

Resulta que por razones ajenas a Metro (o al menos eso dijeron), mi línea no funcionaba. Llegaba tarde al teatro (y encima yo con las entradas de todas) y recién lelgada a Madrid desde un pueblecito de la sierra, no tenía ni puñetera idea de cómo llegar a Plaza de España en autobús.

Preguntando a paseantes de perritos y viejecillos en chándal y siguiendo a la gente enfadada que habia sido evacuada del metro , logré alcanzar una parada donde paraba un autobús que hacía parada en mi objetivo.
Con la lengua fuera, llegué justo a tiempo.

La obra era “Espinete no existe” de un genial Eduardo Aldán. Memorabilia de nuestra infancia, con risas, cantos (volvimos a cantar a Torrebruno, 20 años después) y con chupachups de regalo en la entrada. Altamente recomendable.

Y tiene un viaje....


A la salida, hubo dispersión entre nosotras, la una con su churri de entonces y la otra para su casa. Me dirigí al metro, y recordé que la línea estaba averiada. Sin comprobar si la habían arreglado, me dirigí hacia donde me dejó el autobús a la ida. Recordaba el número de autobús pero no el recorrido. Era casi medianoche.
Inexplicablemente, comenzó a hacer una ruta que a mí no me sonaba ni de lejos. Me comencé a agobiar en el autobús y cuando creía que me empezaba a sonar una de las calles, solicité la parada.

Me bajé y comencé a caminar hacia donde pensaba que estaba mi calle.
Nada me sonaba. Ni el nombre de las avenidas, ni de las plazas. Ningún comercio familiar. Estaba perdida, pasaba medianoche y me encontraba sola por calles desiertas.




Me encanta mi barrio


Lo peor fue cuando la calle por la que iba desembocó en una plazoleta, donde me ofrecieron droga 3 veces, y me soltaron improperios en 17 idiomas distintos. Tenía dos posibilidades:

- Llamar a mis amigas, que son GPS andantes y en seguida ubicarían la zona.
- Correr sin rumbo con tacones hasta encontrar a cualquier paseante de perros que me indicara cómo llegar a mi casa. (Opción pelin almodovariana, pero posible)

La primera fue desechada por las horas y porque cada una tenía planes bastante tentadores como para joderles la noche.
La segunda, por razones obvias. Almodóvar no rondaba la zona para rodar mi cara de angustia mientras corría a través de calles desiertas.

Decidí, con dos cojones, llamar a mi padre que al día siguiente curraba, y estaba plácidamente durmiendo a 600 kms del punto en el cual me encontraba para que se levantara, encendiera el PC y a través de un callejero de Madrid me fuera indicando cómo llegar a mi casa.




Lo sé, gente.
Pa matarme.

18 comentarios:

La Reina Morcilla dijo...

Juas... por que la opción taxi, no, no? :P

Anda que, de todas formas borderline tampoco, que te salieron varias opciones la mar de majas!
Yo habría llamado a las amigas, fijo. QUe si andaban con los pantalones bajaos y jincando, igual ni oían el móvil pero si lo oían, pues oye... te responden, te dicen por ande tiés que tirar y listo, a seguir con lo suyo! :P

Besicos.

Marisabidilla dijo...

Muhahahaha!! Qué gande eres! Yo como la morcilla regia habría llamado a las amigotas (ya que el tema taxi parece que no lo trabajas), lo que jamás habría hecho es llamar a mi padre jajjaja

Soñadora dijo...

Vaya tela, eso debe ser que tu padre es un cacho pan...
Pero vamos yo antes opto por mirar si encontraba un mapa en alguna estación de bus, pa joder los planes alas amigas (sólo por un ratillo) o por pillar un taxi.
Si es queeeeeeee

mc dijo...

¿Por qué no pediste un taxi como dicen por ahi?
Es típico, yo tambien me perdí la primera noche que salí por Madrid y "solamente" tardé en encontrar mi hogar dos horitas en las que más que pasar miedo repetí una y otra vez:
"Puta ciudad de mierda".
Besillos!

Pampanitos Verdes dijo...

Es cierto: tu padre es un santo.

También yo hubiese llamado a mis amigas, que un apuro es un apuro.

Me apetece un montón ver "Espinete no existe", en cuanto encuentre fecha y acompañante, me desplazaré rauda a los Madriles.
Besos!

kalikrates dijo...

¿Para qué está la familia, esa sociedad de recursos mutuos?
De todas maneras ¡pa matarte!. No, es broma, si a una de mis hijas (o a un amigo) le pasa algo así quiero que cuente conmigo.
Besos.

Ali dijo...

Jajajajaja, nena, es verdad, la opcion taxi parece más que evidente entre las queridas amigas, pero a ver, quien es la lista que si no tienes el numero del taxi en el movil, no encuentras ni una parada (o todas vacias) ni ves un bar en condiciones para preguntar.....a ver quien es la guapa que se las apaña! Yo tambien soy muy de: "S.O.S. papiiiii te necesitoooo" jejeje, asi que no te sientas mal, habemos mas de un especimen suelto por el mundo (yo la primera, oye!)
Un besazo wapa, que jartá de reir contigo.... Muakkkk

Chiringui dijo...

El tipo este tiene las orejas desabrochadas, o sea complejo de jarrón.

Mi mujer también dice que es guapo el orejón ese.

J-vol dijo...

Aluego dise usté de loj catalane,,,¡brase vi.to despelta al pare po no gastá nul tasis!

Meg dijo...

Pero si un padre lo hace todo por su hijita favorita... Seguro que se cagó en tu estampa mentalmente, pero te guió rauda y veloz hasta casita, ¿a que sí?

aunqueyonoescriba dijo...

jjajjajjja, lo siento pero estoy pensando la cara de mi padre... bueno mi padre ni se hubiera levantado a coger el teléfono

Mr.Celofan dijo...

Madrid es una ciudad donde es fácil perderse, como ocurre en la mayoría de grandes ciudades. Por suerte en mis últimas visitas he contado con una guía muy competente. Ya te pasaré su teléfono por si vuelves a encontrarte en apuros.

Sr_Skyzos dijo...

Pero bordeline y todo, hay que quererte... Eso sí, con ganas me quedaba yo de tu padre de explicártelo.

Ah, y el viaje al Espinete ése se lo podríamos dar o Shepperdsen o mi menda lerenda, que creo que los tres vamos del mismo palo. Mis ojos y mis fuentes lo corroboran. Tocotó.

Miss Ketchup dijo...

jajaja, nena, qué agobio, por dios! La mejor opción era la droga, sin duda alguna... Que no!!

Pero estoy de acuerdo con la Reina Morcilla, un peseto, por mucho que les odie, pero mira, al menos te deja en casa!!

Ahora, la obra es genial, yo ya la he visto 3 veces y te aseguro que me encanta! Y Eduardo ni te cuento!

Besitos!

Mara Jade dijo...

Jajajaja es tan surrealista que de verdad deberías poner en conocimiento de Almodovar esta aventura tuya.

Zancochada dijo...

Pobre, padre, señor mío. Lo que hay que aguantar... ¿por qué no llamaste a Felipito, que también tiene ordenata?

Burnout. dijo...

Veamos podias haber llamado a:
a) un número de esos, el 2424 que te localiza y te manda el taxi
b) tus amigas.
c) La policia
d) Los bomberos
e) Yo me enrolllo con uno de los camellos y le juro que le compro medio gramito si me llama un taxi
f) Maricónlúltimo: Me quito los zapatos y corro. Luego sigo sin rumbo hasta que llegue a algún sitio grande donde buscar un taxi.

¿Que hubieras hecho si el movil o tuviera bateria einnn?

Lundra dijo...

la mare de deus, jajajaa, llamo yo a mi padre a esas horas y diciendo que estoy perdida por la capital, y agarra el coche y sale zumbando, jajajajjajajaa, de verdad que eres grande Nena, muy grande, y tu padre un peazo pan, y de verdad.