jueves, 30 de octubre de 2008

2 Microrrelatos

(I) Intentaba abrir los ojos una y otra vez, pero las grapas se lo impedían.


(II) –“Quiero comerte enterita”- susurraba él tras una noche de sexo salvaje al oído de una sonriente Ana; mientras escondía a su espalda una afilada sierra.

2 comentarios:

BIRA dijo...

qué grima la imagen, por dior!
Qué pase halloween ya!

Kalikrates dijo...

Ya me gusta esta nueva faceta tuya de microcuentista.