viernes, 9 de febrero de 2007

Y de repente....


Sucede todo....


El vuelve cuando no lo espero, en mitad de la noche... para susurrarme bobadas al oído, decirme que tiene miedo, y pedirme perdón por no darme explicaciones que nunca le he pedido. Para besarme con ganas, que yo lo se, porque me lo ha dicho. Compartir su olor, su calor y su piel. Rozarnos....



Una llamada; y me ofrecen mas, y mejor horario y más cerca de casa. y yo digo que sí. Y le digo a mi jefe que me voy. Y me apoya. Y yo lo agradezco. No se como ha sido, no quiero saberlo. Es el futuro, mi futuro.


Todo me cuadra.

1 comentario:

desorden dijo...

Viendo esa foto, entiendo el por qué de su retorno y de sus ganas de besarte... ;D
besos (obviamente)